2 agujas - lana - tejido - crochet - telar - horquilla - trama - agujas - tijera - cinta métrica - ovillos - moldetelar

sábado, 21 de abril de 2007

Tejeterapia

En mis muchos años de tejedora y los otros muchos de ensenanza de tejido, me fueron acompañando una gran cantidad de sensaciones, que al pasar el tiempo fui poniendo en claro como conceptos de qué sucede al hacer esta tarea manual.
Como tejedora experimenté todo lo que se siente: fluir de la creatividad, compañia de ese objeto que crece, interés por volver a tomarlo entre las manos para continuarlo, "adicción" a ese movimiento continuo, que punto más punto e hilera más hilera, da como resultado algo que anhelaba.
Enseñando se hizo más claro, al observar en otras personas, las distintas motivaciones que movilizan el gusto por esta tarea y todo lo que va sucediendo durante su elaboración.
En una oportunidad vi un documental sobre las endorfinas y lo asocié inmediatamente con tejer, esa sustancia que genera el organismo al realizar una actividad placentera, y cómo el cuerpo se las arregla para pedirnos más de eso. Me resultó más claro porqué mis alumnas buscan las clases: logran realizar lo que fantasean, con una ayuda que les resuelve las dificultades y obtienen ese objeto deseado.
El haber sido autodidacta y la constancia para probar muchas opciones hasta encontrar la que me parecía adecuada en cada caso, me brindaron seguridad para resolver situaciones desconocidas. Cuando se plantea un interrogante, busco entre las técnicas conocidas, o pruebo opciones nuevas.
Siempre me resultó fácil la matemática y cuando hoy leí en La Nación, una nota sobre Adrián Paenza y sus libros sobre como ella sirve para pensar distinto, se aclararon algunas otras cuestiones. En el mismo diario, que miro en la compu, leí una nota sobre un congreso en Mar del Plata sobre resiliencia como capacidad para sobreponerse a lo que nos toca vivir, y como hay actividades que resultas reparadoras, la nota habla de tangoterapia, entre otras.
Uniendo todo ésto, todo tiene relación con todo, tejer resulta placentero porque obtengo lo que deseo y lo hago nuevamente sabiendo que me va a dar placer y me animo a probar cosas nuevas como desafío que me estimula y si no sale al primer intento destejo y pruebo otra vez, de todos modos teje que teje, que me place como actividad, reparo la sensación momentánea de frustración de lo que antes no salió como esperaba y cuando logro mi objetivo reafirmo la confianza de que puedo. Verdad que comparten éstas sensaciones......

4 comentarios:

Adryteje dijo...

Si si si !!! ni mas ni menos... exactamente eso!!!!!!!!!
Cariños!!!

carla dijo...

Todos opinamos mas o menos lo mismo!!!
Muchas gracias por dejar un comentario en mi blog!!
Queres que para la proxima reunion te avise?
Un cariño grande

Anónimo dijo...

MOLDE TELAR estimada Claudia me maravillo antes de conocerlo, solo me lo nombraron y ya la idea me apasiono, sabes con cuanta ansiedad llegue a mi primera clase,no solo porque siempre quise aprender telar, sino que además, lo más impactante, es que tu invento me permite confeccionar mi propia prenda de vestir, evitando aprender telar haciendo solo guardas, ponchos o bufandas, noooooooo aca me sale el saco, el tapado, la pollera o lo que se me ocurra a partir de tu creación.-

Y que placer............tener ya casi terminada en una clase mi primer trabajo, a medias uno solita que estoy haciendo con pedacitos del molde, adecuandolo para un modelo de bebé y además un tercero con el hermoso punto pied de pull recien comenzado y que es bellisimo.-

CLAUDIA sos fantástica enseñando, pero lo que más me impactó es percibir en cada pieza tuya, la maravilla de la creación, con una imaginación de artista.-

SE NOTA QUE SALGO DE LA TEJETERAPIA REFELIZ !!!!!!!!!!!!
ABRAZOS CLAUDIA!!!!!!!!!

MIRTA

ines dijo...

claudia llegue a tu blog como nos pasa a todas ..creo. de casualidad me gustó mucho pero por sobre todas las cosas este comentario respcto al placer de tejer y la resiliencia, que aunque es una palabra que parece estar de moda ,personalmente para mi ha sido un objetivo, trabajo con gente discapacitada mental po lo tanto es importantisimo no olvidarla,y hace pocos años he descubierto el placer de tejer .con tu permiso voy a citar un parrafo de tu comentario en mi blog
un abrazo